sábado, 19 de agosto de 2006

Hace 60 años se estresaban

Ya lo se. antes que digan nada, no me volvi loca, ni católica de repente. Ni tampoco estoy triste ni deprimida. Sólo me topé por casualidad con un pensamiento del padre hurtado que encontré lo suficientemente bello y cierto, y quise compartirlo

"La enfermedad de moda en nuestros días es la neurosis. Muchas personas que se creen atacadas por neurosis no tienen neurosis, sino vaciedad de vida. No tienen nada que hacer, nada que las saque de sí mismas; viven concentradas en su interior, siempre mirándose al espejo de su pensamiento: si están bien, si están mal; si las estiman o no; si la miraron, por qué; si no, por qué la dejaron de mirar... Castillos en el aire... sobre lo que los otros piensan de ellos... La neurosis está a la puerta, la vida se tiñó para siempre de tristeza… Puede que la raíz de su mal sea un complejo sepultado en su interior, desde sus primeros años, pero lo más probable es que sea simplemente una vida vacía, sin sentido; un alma que espera algo que la llene, que la tome, que le dé sentido a su existencia...
¡Es tan triste vegetar! ¡Ver que los años pasan y que no se ha hecho nada!, que nadie la mira con ojos agradecidos... que no tiene dónde volverse para encontrar amor."

Alberto Hurtado, 1946

5 comentarios:

Karla Kauffmann dijo...

Muy cierto y muy bien expresado.

Anónimo dijo...

"...¡Es tan triste vegetar! ¡Ver que los años pasan y que no se ha hecho nada!, que nadie la mira con ojos agradecidos... que no tiene dónde volverse para encontrar amor."

...

Aldo

monin dijo...

tu si has hecho cosas en la vida, si tienes gente que te mira con ojos agradecidos. Tu sabes que al menos a mi me has ayudado mucho y que te adoro.
Lo demas llegara solo, con paciencia y sin buscarlo

TQM

Pablo Torres dijo...

Esa es la gracia de los santos, independiente, de que creas o no, sus ideas muestran verdades "universales" (universales en el sentido de que son compartidas en general por las culturas humanas).
Considérese que fueron escritas hace mas de 60 años.

saludos

PS. Tampoco es para echarse a morir, lo que es casi lo mismo que vegetar, despues de todo es como los ven tus propios ojos y quienes te rodean.

Mariel dijo...

se fijaron en la fecha? 1946. La neurosis ya hacía estragos entre las almas de una sociedad que aún no sabe cómo disfrutar de los pequeños regalos que Dios nos da.
A modo de post data, soy católica.