jueves, 19 de noviembre de 2009

Esa carita de idiota

Creí que mis pasos se habían hecho más lentos y la sonrisa no se borraba de mi cara, porque era primavera. Porque las flores están más lindas, porque las nubes se ven más románticas, porque las semillas de los árboles tienen más olor, porque un pajarito visita a diario mi terraza (y no es broma!!!)...

Pero una tarde en mi escritorio, sin flores, sin nubes, sin semillas, ni pajaritos, simplemente mirando la pared amarilla frente a mi con un paper que simulaba leer en las manos, noté que tenía la misma cara, la misma sonrisa. Y entonces lo supe... fué al revés!!!

Me había olvidado lo bien que se siente, volver a conocer, salir, conversar por horas, caminar... y pensar luego en el próximo encuentro, recordando lo que conversamos la última vez, lo que decía el último mensaje, mientras simulo trabajar. Sonreir en la micro porque me acordé de algo, aunque el mundo te mire extrañado.

Lindo, muy lindo. Pero... ¿Por qué será que uno siempre temina poniendo esa carita de idiota?

3 comentarios:

paula dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Van_Alexandros dijo...

Darling, esa carita usted la trae de fabrica xD

PD: me alegro por usted -_-

monin dijo...

Puede ser ahhh... pero andaba escondida :P

PS: El po', el cara de pillo