jueves, 7 de enero de 2010

Taconazos en mi cabeza

Los tacones deberían estar prohibidos, al menos dentro de la casa. O quizás todos los zapatos. Quizás deberíamos seguir el ejemplo de los chinos y sacarnos los zapatos al entrar. ¿Que te crees, que lo hacen por higiene? No señor, es porque son dos mil millones de seres humanos apiñados en un solo país, y han evolucionado al punto de darse cuenta, que tienen que tratar de joderse lo menos posible. Porque una mujer en tacones, caminando sobre un piso flotante, puede joder como no te imaginas al pobre vecino de abajo. 8 de la mañana y me despierta un desagradable sonido, una especie de eco martillando en mi cabeza. Tardo unos segundos en reaccionar… los tacones de mi vecina de arriba, como tantas otras veces. Puedo imaginarla trajinando como enferma por toda la casa, buscando las últimas cosas antes de salir. Que se le perdieron las llaves, que donde está la billetera, el celular, la tarjetita vip, una última cepillada de pelo… y yo que anoche me acosté a las 4. No, no andaba de fiesta, no tenía invitados, ni una buena conversación telefónica, ni siquiera una por chat. Simplemente tengo el horario dado vuelta desde el año nuevo y se me fué la hora viendo videitos de youtube y comiendo un litro de helado de menta. ¿Y que? Si estoy de vacaciones, y por primera vez en años puedo hacer con mi tiempo lo que se me de la gana.
Al fin se escucha la puerta, y los tacones que ahora resuenan en el pasillo hacia el ascensor. Y trato de seguir durmiendo, justo a la hora que empiezan con las obras de reparación de la calle fuera de mi casa.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Por algo Miles Davis compuso Blue in Green para el maravilloso disco Kind of Blue. Auriculares de esos que cubren las orejas, volumen medio alto y vas a ver como te relajas, aunque tengas resaca. Con temas como este, no te va a importar ni tu vecina, ni los amigos de la construccion…….

Monin dijo...

De hecho algo asi hice. Me enchufé los audifonos con un compilado de cuentos contados por Serrano durante sus conciertos. Y dormí como una bebé hasta las 2 de la tarde :P

Jorge Maltrain Macho dijo...

Ufff... uno que vive en edificio no puede estar más de acuerdo... :P