sábado, 22 de septiembre de 2007

Semana dieciochera

La semana dieciochera partió con un asado de Asia-Team en el intercomunal. Siguió con una visita en familia al parque Inés de Suárez y terminó con una visita a la recién inaugurada casa de mi tía en Nos, donde por la tarde subimos al cerro. Como esperaba, comí harto choripán, e incluso comí unos churros rellenos de manjar que hace mucho no veía. Pero definitivamente me quedé con un sabor de “me falta un poco de naturaleza”.

Por eso hoy fuimos con Zelaya al asado de Cristian, en el San Cristóbal, para celebrar su venida a Chile y aprovechar el "18 chico". A la vuelta, decidimos tomar el teleférico hasta la virgen. Hace demasiados años que no me subía, y me sentí increíble, como si toda mi infancia se hiciera presente. Y para bajar, rematamos con el funicular. Además dejamos pendiente una visita más aventurera y ejercitada al cerro, para subir a la antigua, es decir… a patita.

Increible lo que un poco de naturaleza puede hacer para recargar las baterías.

1 comentario:

paula dijo...

negra fue bakan! estoy esperando la ruta por el sendero aventurero y fotoso!